Inicio / Mercurio, el planeta de las sorpresas.

Mercurio, el planeta de las sorpresas.

Zonas donde se cree que existen depósitos de hielo en la superficie de Mercurio. Crédito NASA

Podría existir agua en forma de hielo en los más profundos cráteres de los polos de Mercurio, aquellos que se encuentran protegidos de la radiación solar.

En el planeta más pequeño del sistema solar y el  mas cercano al sol, donde las temperaturas superan los 400 grados centígrados, se han observado depósitos brillantes mediante las exploraciones realizadas con el radar de la misión Messenger. Las imágenes enviadas por la sonda a la NASA apoyan la teoría de la existencia de hielo en estas zonas oscuras.

“Nunca antes dispusimos de imágenes capaces de observar con detalle las características de las zonas donde se encuentran estos depósitos brillantes”, declaró Nancy L. Chabot, que forma parte del equipo de control de esta misión en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins.

Las imágenes del instrumento MDIS muestran que todas estos depósitos brillantes se encuentran cerca de los polos de Mercurio y en zonas de sombra permanente, permitiendo realizar la hipótesis de la existencia de este hielo de agua.

Pese a que Chabot precisó que estos hallazgos no son una prueba definitiva de la existencia de depósitos helados debido a que también han sido encontrados en algunos cráteres más calientes, los responsables de la misión Messenger continuaran analizando los datos.

La Messenger alcanzó la órbita de Mercurio en marzo de 2011, desde entonces orbita el planeta dos veces al día,

 Representación artistica de la misión Messenger. Crédito, NASA

realizando hasta ahora mas de 100.000 imágenes y cerca de cuatro millones de mediciones de la superficie del planeta.

Por otra parte, nuevas mediciones de esta sonda también han revelado que el planeta, que se creía muerto desde hace miles de millones de años, tuvo un pasado volcánico violento. De hecho, los cráteres en la superficie de Mercurio se están inclinado debido a la actividad bajo la superficie.

Científicos de la NASA creen ahora que la corteza y el manto que rodean el núcleo de Mercurio podrían ser realmente delgados, formando únicamente el 15% del total de la masa del planeta.

De las estimaciones sobre su gravedad, el equipo descubrió que Mercurio es probable que tenga una inusual estructura interior, con un núcleo de hierro excepcionalmente grande cubierto por una capa de hierro fundido sobre la que se asentaría otra capa sólida de sulfuro de hierro, por encima de esta existiría una capa externa delgada de silicatos y finalmente la corteza.

Muchos de los cráteres existentes en la superficie del planeta se han ido inclinado con el paso del tiempo, lo que sugiere que los procesos internos del planeta han deformado el terreno tras el impacto que formaron los cráteres.

MISTERIOSO AUMENTO DEL PLANETA

El núcleo de Mercurio hierro también tiene un escudo de hierro, una capa adicional sólida que probablemente se formo cuando se enfrío el planeta.

Los mapas de gravedad y los modelos de ordenador muestran que el núcleo luce una capa externa sólida de sulfuro de hierro.

El efecto de convección, probablemente,  se encuentre tras el misterioso aumento de la superficie de Mercurio, que en algunas zonas está inclinado

Aparte de las erupciones volcánicas y los impactos de cometas y asteroides, parece existir algún otro efecto culpable de haber esculpido la superficie de Mercurio. Un proceso desconocido, que posiblemente, aún continúe hoy en día, que provoca que el suelo se hinche de adentro hacia afuera.

La evidencia recogida por una nave de la NASA que orbita el planeta más interno, está dispersa por todo el mercurio, incluyendo un hallazgo espectacular de que la mitad del suelo del cráter más grande del planeta se ha elevado por encima de sus paredes.

La mezcolanza topográfica es una manifestación visible de un misterio mucho más profundo. Nuevos estudios demuestran que el núcleo masivo de hierro de Mercurio es aún mayor de lo esperado, con una capa sólida hasta ahora desconocida de hierro-sulfuro enterrada bajo el manto.

MESSENGER: primeras imágenes de la órbita de Mercurio

“Descubrir una estructura interna que era consistente con el campo de gravedad de Mercurio fue muy difícil”, dijo el científico planetario Maria Zuber, del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Los científicos no conocen ningún otro planeta como Mercurio, con un núcleo de hierro sólido rodeado por hierro líquido rematado por una capa sólida de hierro-sulfuro. En conjunto, el núcleo representa la friolera de 85 por ciento de la estructura del planeta, dejando un manto y una corteza relativamente delgada.

“Una de las cosas que este nos ha dicho es que hay algunas dinámicas inusuales en el interior de Mercurio pasa que no hemos pensado antes y que no entendemos”, dijo Zuber.

“Mercury nos está mostrando que hay otros procesos trabajando y, en algunos casos, están cambiando las alturas topográficas en varios kilómetros “, añadió el científico planetario del Instituto Carnegie Sean Solomon, investigador principal de la actual misión de la NASA Messenger.

“La magnitud y el carácter generalizado de estos cambios es una gran sorpresa. Si somos capaces de encontrar la manera de leer estos cambios, vamos a aprender mucho más acerca de cómo funciona el interior de Mercurio operado”.

Deja un comentario