Descubren una estructura en forma de disco compuesta por galaxias enanas

La galaxia de AndromedaSi hay una galaxia que los astrónomos no han dejado de observar desde su descubrimiento esta es sin duda nuestra vecina cósmica Andrómeda, y aunque pensábamos que lo sabíamos todo de ella y su entorno, parece que había algo que se nos escapaba, una estructura gigante, similar a una tortilla, formada por galaxias enanas se ha descubierto orbitando esta galaxia.

Con los actuales modelos de formación galácticos no podemos explicar plenamente el origen de estos discos galácticos que incluso pueden existir alrededor de la Vía Láctea.

Andrómeda, que toma el nombre de la hija de Cefeo y Casiopea, es una galaxia espiral muy parecida a la Vía Láctea y se encuentra a unos 2,5 millones de años luz de distancia, cerca de la constelación de Andrómeda. Esta es la galaxia espiral más cercana, y es el objeto más distante en el cielo que se puede ver a simple vista.

Tanto Andrómeda como la Vía Láctea se encuentran rodeadas de un enjambre de pequeñas galaxias. Estas galaxias enanas tienen una gran cantidad de materia oscura y cada una de ellas alcanza una masa que va desde los 10 millones a 100 millones de masas solares, una masa muy pequeña si se compara los cerca de 1 BILLON de masas solares que contienen la Vía Láctea o Andrómeda.

Tal y como señala Nicolas Martin, autor del estudio y astrónomo del Observatorio Astronómico de Estrasburgo en Francia, el brillo de estas galaxias es de unos cientos hasta millones de veces más débil que el de las grandes galaxias espirales.

Pero en estas nuevas observaciones de Martin y sus colegas han encontrado que aproximadamente la mitad de las 27 galaxias enanas que se encuentran junto a Andrómeda aparentemente están dispuestas en un disco, girando alrededor de ella en la misma dirección que Andrómeda. Estas 13 galaxias enanas forman un grupo con una estructura de menos de 42.000 años luz de diámetro y se encuentra a al menos 1,3 millones de años luz de distancia de Andrómeda.



Hasta el momento, sigue siendo incierto si los actuales modelos de formación de galaxias y su evolución puede explicar la existencia de este vasto disco.

Se cree que las galaxias enanas satélites  son los restos del material original que formo la galaxia gigante junto a las que se encuentran. Si bien tiene sentido que surja un disco de esas galaxias enanas tras la formación de la galaxia mayor, después de unas pocas órbitas estas enanas deberían desviarse y permanecer en la órbita de la galaxia mayor con relativa independencia, dispersando el disco durante este proceso.

Galaxias enanas de Andromeda

“Algo acerca de cómo estas galaxias se formaron o en su posterior evolución debe haber llevado a trazar esta coherente estructura peculiar”, comento Martin. “De cualquier manera, no entendemos la razón de esta estructura, por lo que es muy emocionante”.

“La presencia de este disco delgado, un disco de galaxias enanas que rota alrededor de Andrómeda, sugiere una fuerte conexión entre la galaxia anfitriona Andrómeda y sus satélites” agregó “Actualmente no existe una situación satisfactoria que pueda explicar todas las propiedades de las [galaxias] satélites del disco, pero todas ellas requieren una interacción fuerte entre Andrómeda y las propias satélites.”

Aunque algunos podrían pensar que esta formación ha sido el resultado de la mera casualidad y sólo parece tener la forma de un disco.

“Se podría decir que estamos ante una casualidad estadística, pero esto sería una casualidad estadística extremadamente rara, aproximadamente una posibilidad entre 10.000″, comento Martin.

Otros misterios abundan con respecto a este nuevo descubrimiento. Por ejemplo, este disco de galaxias enanas aparece inclinado en un ángulo de 50 grados en relación con el disco de Andrómeda, un dato del que desconoce su origen.

“Puede que esté relacionado con la dinámica del proceso responsable de la creación de este disco en rotación”, dijo Martin.

Curiosamente, los polos de la Vía Láctea, al parecer, se alinean con el disco las galaxias enanas de Andrómeda, algo que aún llama aun más la atención y no está claro el por qué esto es así.

“Podría indicar que la Vía Láctea participa de alguna manera en la elaboración de este disco plano de galaxias enanas, pero también podría ser una alineación meramente casual”.

Además, alrededor de la mitad de las galaxias enanas que se encuentran orbitando la galaxia de Andrómeda, que se encuentran por encima de la galaxia espiral, también parecen componer otro disco. Éste parece inclinado unos 13 grados con respecto al disco de Andrómeda, comento Brent Tully en la Universidad de Hawaii, Tully no participó en este estudio.

Los investigadores ahora esperan investigar las propiedades de las galaxias enanas en el disco para ver si hay diferencias con respecto a las galaxias enanas que se encuentran fuera del disco, algo que podría señalar el origen del disco. Además, aún queda por descubrir si estos discos son una característica común en otras galaxias, lo que señalaría que estas estructuras forman parte de la evolución galáctica.

Los científicos detallaron sus hallazgos en la edición del 3 de enero de la revista Nature.


 
Comparte este artículo
 
  Compartelo en Bitacoras.com Guardalo en Delicious Enviar por Yahoo Mail Enviar por Hotmail Imprimelo o guárdalo en PDF