El lado oscuro

Algunos le huyen, otros son atraídos por su poder.

Los gustos y preferencias de las personas son tan variados que uno no puede imaginar por qué a alguien podría gustarle poner su vida en peligro para sentirse vivo. Es difícil de entender como hay personas que prefieren vivir solas toda su vida, alejados de toda la civilización o personas a quienes pueda gustarle visitar sitios que le generen miedo.

¿Por qué la gente hace eso?

Es algo no muy fácil de explicar; pero para no entrar en tecnicismos, se puede resumir que hacemos estas cosas que pueden parecer alocadas porque somos humanos y siempre estamos en la búsqueda de experiencias nuevas.

lugar abandonado

Una de esas cosas que algunos buscan hacer y que le parecen a otros un verdadero acto desquiciado es ir a un hotel lleno de fantasmas, o donde se dan acontecimientos de tipo paranormal ¿Quién pasaría una noche entre fantasmas y además pagaría por ello?. Pues es un mercado que está en auge y eso demuestra que la gente quiere más cosas, no quiere ir a un hotel simplemente a hospedarse, quieren mucho más, quieren vivir una experiencia inolvidable.

Y qué puede serlo más que ver un fantasma, o que se te mueva la cama mientras duermas y escuches llantos o cadenas, y te digan que solo son seres que vivieron allí y ahora están atrapados en una dimensión de la que no pueden salir, que algunos pueden hacerte daño, mientras que otros solo quieren divertirse o pedirte ayuda. Es sin duda algo muy interesante, incluso para los más incrédulos.

Una cosa es un hotel fantasma y otra muy diferente uno de fantasmas

Los hoteles fantasma, como su nombre lo indica, no existen, pero tienen ingresos anuales estimados en 21 mil millones de euros anuales, lo que representa una cifra muy interesante.  Las proyecciones para 2020 es que suba a 25 mil millones. Esto significa que mucha gente cae presa de estafadores que le roban el dinero a quienes pagan por un servicio de hotel que no existe.

Por otro lado, los hoteles de fantasmas, si existen, aunque muchos pongan en duda de la veracidad de los fenómenos paranormales que estos prometen tener, los hay en muchas partes del mundo y son muy visitados. Como el famoso hotel donde se filmó la película de Stephen King, El Resplandor. Es uno de los que cuenta con mayor cantidad de sucesos paranormales registrados. Hay personas que han fotografiado el señor Stanley, fundador del hotel y a la señora Stanley, su esposa a quien le encantaba tocar el piano. Muchos visitantes han escuchado a ese piano sonar sin que haya alguien tocándolo. ¿Irías a un lugar como ese? ¿Cuánto pagarías por una experiencia así?

pasillo tenebroso

El llamado turismo oscuro es una industria que explota las leyendas, los mitos, los lugares en donde la humanidad ha tenido sus momentos más oscuros, mazmorras de castillos, casas en donde se dieron hechos trágicos; todo se convierte en un producto que es buscado por consumidores ávidos de sensaciones espeluznantes.

Los expertos ubican entre los tres hoteles paranormales recomendados al Gran Hotel Viena, que está en Miramar, El Refugio del Salto, que se encuentra en Colombia, a las afueras de Bogotá y en tercer lugar el The Stanley Hotel, en Colorado, Estados Unidos. Tal vez tenga la suerte de pedir la suite 217 y pasar la noche más escalofriante de su vida.